Usar glifosato antes de la cosecha contamina los alimentos infantiles


Historia en Breve

  • Los herbicidas a base de glifosato, como el Roundup, son los químicos agrícolas más utilizados de todos los tiempos, desde 1974 se han aplicado 1.8 millones de toneladas tan solo en los campos de Estados Unidos

  • El 10 de agosto de 2018, un jurado dictaminó que Monsanto debe pagar USD 289 millones en daños a Dewayne Johnson, quien desarrolló una forma letal de linfoma no Hodgkin luego de una fuerte exposición al Roundup mientras trabajó como jardinero

  • El glifosato también aparece en el suministro de alimentos a niveles que pueden ser inseguros. Las pruebas revelaron que 43 de los 45 productos alimenticios elaborados con avena cultivada de manera convencional dieron positivo al glifosato

  • 31 de los 43 productos tenían niveles de glifosato superiores a los que los científicos del Grupo de Trabajo Ambiental creen que podrían proteger la salud de los niños

  • Incluso se ha detectado glifosato en la bebida nutricional PediaSure Enteral Formula, que se administra a bebés y niños a través de sondas; el 30 % de las muestras analizadas contenían niveles de glifosato de más de 75 ppb, niveles mucho más altos que los que se ha descubierto que destruyen las bacterias intestinales en el pollo (0.1 ppb)

Por el Dr. Mercola

Los herbicidas a base de glifosato como Roundup son los químicos agrícolas más utilizados de todos los tiempos, desde 1974 se han aplicado 1.8 millones de toneladas tan solo en los campos de Estados Unidos.

Por desgracia, la popularidad de este herbicida se basó en engaños imprudentes, y realmente no se sabe cuántas personas en todo el mundo han pagado con sus vidas por las mentiras de Monsanto.

El 10 de agosto de 2018, un jurado dictaminó que Monsanto debe pagar USD 289 millones por daños a Dewayne Johnson,1,2,3,4,5 que desarrolló una forma letal de linfoma no Hodgkin luego de una fuerte exposición al Roundup mientras trabajó como jardinero.

La evidencia presentada ante el tribunal fue extensa y extraordinariamente condenatoria, y muestra claramente que Monsanto actuó con malicia.

Sabían que Roundup era tóxico y causaba cáncer, y aún así ocultaron ese hecho ante los reguladores y el público, inventando pruebas contrarias y suprimiendo las investigaciones que demostraban el daño. Puede revisar los documentos clave de este caso en el sitio web de "U.S. Right to Know".6

También puede leer el informe preparado para los legisladores de los Estados Unidos miembros del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología titulado "Spinning Science & Silencing Scientists: A Case Study in How the Chemical Industry Attempts to Influence Science"7 (disponible solo en inglés) que detalla algunas de las pruebas más importantes.

Ahora más de 5000 demandantes adicionales están esperando la oportunidad de llegar a la corte.8 Todos creen que la exposición al Roundup causó su linfoma no Hodgkin.

En una entrevista reciente del sitio web de Highwire,9 Robert F. Kennedy Jr., que está trabajando en algunos de estos casos, dijo que cree que eventualmente se agregarán otras categorías de enfermedades a la creciente ola de acciones judiciales contra Monsanto, como prueba sugiere que el glifosato o Roundup también podría estar relacionado con el cáncer de hígado, tumores cerebrales y problemas asociados con la disrupción endocrina.

Presencia de glifosato en snacks y alimentos básicos para el desayuno

El mismo químico que demostró causar la enfermedad letal de Johnson también está apareciendo en el suministro de alimentos a niveles que pueden ser inseguros. El Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) recientemente solicitó pruebas de laboratorio independientes para determinar la cantidad de glifosato presente en el suministro de alimentos de los Estados Unidos.

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ha sometido diversos alimentos a pruebas de detección de glifosato, y estas revelaron "una cantidad considerable" de residuos, sus hallazgos aún no se han hecho públicos.10

Sin embargo, las pruebas del EWG revelaron que 43 de 45 los productos elaborados con avena cultivada de manera convencional dieron positivo en la prueba de detección de glifosato, 31 de los cuales tenían niveles superiores de lo que, según los científicos del EWG, podrían proteger la salud de los niños.

Algunos de los alimentos con niveles detectables de glifosato son la avena instantánea Dinosaur Eggs y la avena cortada al acero de Quaker, así como un cereal de Cheerios, barras de granola de Nature Valley y Classic Granola de Back to Nature.

Además, de los 16 productos de avena orgánica que fueron analizados, 5 contenían glifosato, aunque a niveles inferiores a la referencia de salud emitida por el EWG de 160 partes por 1000 millones (ppb).

En 2016, las pruebas11 realizadas por las organizaciones sin fines de lucro "Food Democracy Now!" y "The Detox Project", también detectaron residuos de glifosato en diversos alimentos como Doritos, Oreos y Stacy's Pita Chips.

De hecho, el glifosato se ha detectado en la bebida nutricional PediaSure Enteral Formula, que se administra a bebés y niños a través de sondas. El 30 % de las muestras analizadas contenían niveles de glifosato por encima de los 75 ppb – niveles que superan considerablemente aquellos que destruyen las bacterias intestinales en el pollo (0.1 ppb).12

Los niños podrían ingerir niveles peligrosos de glifosato a través de sus alimentos

La exposición al glifosato y herbicidas a base de glifosato, incluso a bajos niveles, se ha relacionado a una variedad de riesgos para salud.

La exposición diaria a niveles ultrabajos durante 2 años provocó enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) en ratas,13 mientras que, en 2015, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) determinó que el glifosato es un "posible carcinógeno".

A partir de julio de 2017, la Oficina de Evaluación de Riesgos a la Salud Ambiental (OEHHA, por sus siglas en inglés) de la Agencia de Protección Ambiental de California también mencionó que el glifosato es un químico conocido por causar cáncer según la Propuesta 65, donde se exige que los productos de consumo con posibles ingredientes cancerígenos lleven etiquetas de advertencia.

Según el grupo ambientalista EWG:14

"La OEHHA ha propuesto un denominado Nivel de Riesgo No Significativo para el glifosato, de 1.1 miligramos por día para un adulto promedio que pese cerca de 154 libras (70 kg). Dicho nivel de exposición es más de 60 veces menor que el nivel de seguridad establecido por la Agencia de Protección Ambiental".

La exposición al glifosato al nivel de riesgo emitido por la OEHHA presentaría un aumento en el riesgo de cáncer de por vida en una proporción de 1 en 100 000 para un adulto, pero el EWG señala que posiblemente sea necesario imponer un margen adicional de seguridad 10 veces mayor con el fin de proteger a los más vulnerables, como a los niños y fetos.

Bajo esta metodología, prácticamente todos los alimentos analizados por el EWG podrían ser perjudiciales para la salud humana:15

"Con este factor de seguridad adicional para la salud infantil, el EWG calculó que podría presentarse un riesgo de cáncer en una proporción de uno en un millón por el consumo de 0.01 miligramos de glifosato por día.
Para alcanzar esta dosis máxima, una persona solo tendría que consumir una porción de 60 gramos de alimentos con un nivel de glifosato de 160 partes por 1000 millones o ppb.
La mayoría de las muestras de productos convencionales de avena del estudio realizado por el EWG excedieron las 160ppb, lo que significa que una sola porción de esos productos excedería la referencia de salud emitida por el EWG...
La EPA ha calculado que, probablemente, los niños de 1 a 2 años tengan la mayor exposición [al glifosato], a un nivel 2 veces mayor en comparación con el Nivel de Riesgo No Significativo de California y 230 veces el índice de referencia de salud de EWG".

¿Qué tanto glifosato hay en el suministro de alimentos?

La mayor parte de las más de 250 millones de libras (113 398 toneladas) de glifosato que se rocían año con año en los cultivos estadounidenses, se utiliza en cultivos transgénicos (GE, por sus siglas en inglés),16 como el maíz y la soya 'Roundup Ready' que están diseñados para resistir los efectos letales de dicho químico.

Y aunque elegir productos orgánicos sin transgénicos podría parecer una buena forma de reducir su exposición al glifosato, la mayoría de los granos, incluso si no son GE, están muy contaminados con glifosato ya que el producto químico también se utiliza como desecante o como tratamiento previo a la cosecha para acelerar la maduración.

En esencia, rociar glifosato sobre los cultivos justo antes cosecharlos, seca (deseca) los granos, lo que facilita su recolección. La desecación también se usa para mejorar las ganancias, ya que los agricultores son penalizados cuando el grano está húmedo. Entre mayor sea el contenido de humedad del grano en venta, menor será el precio que obtengan.

Aunque los cultivos transgénicos son considerados los más contaminados, dado que el glifosato se encuentra dentro de cada célula de las plantas transgénicas, la aplicación de glifosato previa a la cosecha de cultivos que no son transgénicos parece ser la razón principal por la que el glifosato se encuentra presente en prácticamente todos los alimentos analizados.

También se encuentra en el aire, la lluvia, suministros municipales de agua, muestras de tierra, leche materna, orina e incluso vacunas, como la antineumocócica, Tdap, hepatitis B (que se inyecta el día del nacimiento), influenza y MMR. La vacuna MMR tuvo la cantidad más elevada con 0.8 ppb.17

Los granos transgénicos y los no transgénicos están muy contaminados con glifosato

Según un estudio de 201718 realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, "el herbicida Roundup se rocía en los cultivos transgénicos y se usa como desecante a la mayoría de los granos pequeños que no son transgénicos".

Entonces, ya sea que se trate de cultivos transgénicos 'Roundup Ready' o granos convencionales que no han sido modificados genéticamente, el glifosato, ingrediente activo del Roundup, "se encuentra en dichos cultivos durante la cosecha". En una declaración, un portavoz de Quaker reconoció que el glifosato se suele utilizar antes de la cosecha:19

"Los agricultores en todo el sector suelen utilizar glifosato para aplicarlo antes de la cosecha. Una vez que nos transportan la avena, la sometemos a un riguroso proceso que la depura a fondo (la pela, limpia, tuesta y se convierte en hojuelas).
Todos los niveles de glifosato que puedan quedar remanentes están significativamente por debajo de los límites y cumplen las normas de inocuidad establecidas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y la Comisión Europea como un producto inocuo para el consumo humano".

Sin embargo, las pruebas del EWG revelaron una muestra de avena Quaker que contenía 1 300 ppb de glifosato y otra con 1 100 ppb. Junto con el trigo y la avena, otros cultivos que comúnmente se desecan con glifosato son:

Lentejas

Chícharos

Soya convencional

Maíz convencional

Linaza

Centeno y alforfón